01 noviembre 2008

Un año






Hoy me lo dedico a mi, porque me apetece.

Hoy celebro 366 (año bisiesto) batallas triunfales, una guerra ganada.

Hoy comienzan otras tantas batallas más por luchar, y por vencer.

Hoy soplaré mi vela imaginaria y pediré mi deseo.. que se siga cumpliendo.

Hoy quiero quererme como nadie nunca me quiso ni me querrá.

Hoy me descubro ante mí con toda mi fuerza y todas mis debilidades.

Hoy veo ante mí muchas guerras por ganar, y tengo miedo-

Hoy simplemente es hoy, un día cualquiera en el que celebro que quise morir para volver a nacer.

Hoy sigo estando aquí gracias a quienes día a día, lucha a lucha, estáis aquí.

Hoy, por eso, también es vuestro día .... GRACIAS POR DARME LA VIDA








13 septiembre 2008

Algo me ocurre





Hoy me he levantado con los ojos cargados de lágrimas que no quieren salir; desconozco el motivo, pero me siento mal y necesito que salga.

Intento repetirme que todo va bien, que estoy bien, que tengo todo lo que una persona puede desear: una familia que la arropa, unos amigos auténticos, actividades que me llenan de vida, ilusiones, proyectos, futuro... sobre todo, futuro.

Sin embargo algo está fallando, ¿qué ocurre?, ¿por qué tengo de nuevo esta sensación de vacío?, me siento indefensa ante mí, porque no me entiendo.


A veces pienso que si todo el dolor que guardo se convirtiera en lágrimas, mi alma sería líquida

03 septiembre 2008

¿Por qué...

... me resulta tan fácil disgustarme?

... es tan fácil hacerme daño?

... siempre me tengo que hacer la fuerte?

... no tengo estómago para ver sufrir a los demás?

... me preocupo por todo innecesariamente?

... soy tan terca?

... tengo que equivocarme para admitir que estaba en un error?

... nunca cierro puertas?

... siempre encuentro el camino dificil?

... ... ...

25 agosto 2008

Siento..


Rabia. Ira. Dolor.
Tristeza.
Cansancio. Desesperación.
Aburrimiento.
Inquietud. Ansiedad.
Sueño.
Desengaño. Decepción. Sorpresa.
Pesadumbre.
Nerviosismo. Prisa.
Abandono. Hastío. Enfado.
Evasión. Silencio.
Vergüenza.
Lejanía. Frialdad. Indiferencia.
Incertidumbre. Soledad.
Incomprensión.


Siento tantas cosas feas, que no sé dónde hacer un hueco para todo lo bueno que siento y no puede salir.

01 agosto 2008

Una flor azul



Hace poco, una noche clara y estrellada, entre canciones de Enrique y Ana, minis de fanta limón, concierto ventoso, y tonterías varias, yo te llamaba capullo; si bien no por el sentido peyorativo, más por el tema del gusano que se convierte en mariposa; aunque la comparación tampoco fue muy agraciada, sí muy divertida, porque en un momento pasaste de capullo a mariposa, sin saber muy bien cómo.


Y al final, tampoco se muy bien cómo, nos convertimos en crisálida, y compartimos envoltura. Fue bonito, tierno, íntimo... con suaves palabras, y leves roces, con susurros de madrugada, con confidencias y confesiones.


A ti, pequeño capullo azul, que apareciste en silencio, te deseo que poco a poco, tus hojas se vayan abriendo al mundo, que bebas la vida, que te empapes de luz, y te conviertas no en una mariposa, si no en una preciosa rosa de color azul aterciopelada, como tus ojos, como tu piel...

29 julio 2008

La Frase



Érase que se era, un fin de semana atípico en un pueblo no muy lejano, dos amigas cantaban a voz en grito todo lo que los 40 principales escupian sin pudor.


Llegado el momento de escuchar el nuevo éxito del nuevo grupo estrella del momento (perdonad que no recuerde su nombre, pero seguro que sería algo así como El menisco de Antoñete o La quinta puñeta), las dos nos quedamos mirando el equipo de música ansiosas por escuchar la letra y fue así como entre acorde y desacorde, escuchamos "La Frase", primero se hizo el silencio, después el cruce de miradas, acto seguido la repetición de "La Frase" y tras esto un estallido en carcajadas que duró un buen rato (con lagrimeo incluido) y un coreo de "que lo repiiitaaaaan" y así pasaron las horas esperando ansiosas volver a escuchar:



YA NO ME ENGAÑAS CON TUS PATRAÑAS


¡¡¡Ole la rima consonante y la falta de imaginación!!!

28 julio 2008

Arriesgando


No entiendo por qué motivo me atrae tanto el peligro, es una especie de tara personal, o un extraño vicio. No me atraen tanto los riesgos físicos como los psíquicos, porque a mí lo de hacer puenting... pues como que no; sin embargo cuando hay unos ojos azules, una sonrisa pícara, unas palabras suaves... o la posibilidad de una revancha, ahí estoy yo la primera, que ni que regalasen algo oye!


Así, que, aquí me encuentro, con todas las alarmas sonando (ahora entiendo el motivo de mi dolor de cabeza), con un plantel de luces rojas, con todas las señales indicando peligro y yo ahí que voy, de morros, sabiendo lo que me juego, que es mucho, demasiado quizás, y sin embargo voy con los ojos cerrados y el paso firme.


Tengo grabado a fuego mi objetivo, espero no quemarme. Necesitaré suerte, sangre fría y mucho temple.


Podría dejarlo pasar, lo se, pero nunca fui una cobarde, tengo que enfrentarme, tengo que jugármela, sólo espero salir andando la batalla.

13 julio 2008

09 julio 2008

Aprendiendo



Cuando aprendáis a aceptar en lugar de esperar,

tendréis menos decepciones

29 junio 2008

Un poco de silencio por favor




Mientras la mayor parte de la población está viendo el fútbol pegados a la tv como con ventosas, yo estoy aquí sentada rogando por que España no marque o que se acabe el partido, y no porque me mueva ningun interés deportivo, ni nada similar, lo mio es muchísimo más simple, quiero que dejen de gritar como cabreros, de tirar cohetes y pitar con los coches.

Vivo en un pueblo de Madrid, lugar que se supone tranquilo, silencioso, con pocos habitantes; la mayor parte de ellos como yo, originarios de la capital que hemos venido buscando la tranquilidad de los alrededores, y resulta que hoy ni tranquilidad, ni paz, ni silencio...

Y yo entiendo perfectamente que cuando uno tiene una afición, la cual convierte en pasión, la vive de forma muy intensa, ya que yo también tengo una pasión, pero no por ello monto ninguna mascletá cada vez que se le salva la vida a un perro o a un gato... y tampoco me pongo a gritar, ni a cantar, ni a nada ruidoso, mis celebraciones son interiores.

Cómo me gusta el silencio
....

27 junio 2008

Tú me has hecho más fuerte














He malgastado junto a ti ilusiones de una nueva vida.


Sin darme cuenta de que para ti he sido un capricho más.


Me sedujiste con falsas promesas y con fantasías de pasión eterna.


Todo eran mentiras que ni tu creías, pero yo creí.








Ya no despierto empapada en lágrimas cada mañana.


Me siento fuerte para dibujarme un nuevo amanecer.


Ya no estoy rota de dolor y rabia y al mirar tu cara ya no siento nada.


Ya no soy la tonta que te perdonaba una y otra vez.





No te puedo creer. Ya ni quiero creerte. Te olvidaste de mí. Me tenías enfrente.





Esta idiota se va. Voy a cambiar mi suerte. Ya no temo tu voz, tú, tú me has hecho mas fuerte. Ya no me afecta tu dolor. Tu falsa excusa de mal perdedor. No me conmueves, no me hieres. Ya no me aplastará tu corazón, muerto y corrupto de tanto rencor. No dejas nada entre tú y yo.





Todo acabó.






Ya utilicé esta canción de Malú hace tiempo tras una ruptura, digamos, un poco ... desagradable. Hoy quiero utilizarla por un motivo similar y diferente a la vez, porque no ha habido ruptura sentimental, pero sí la ha habido psicológica, he dejado muchas cosas atrás, soy libre y dueña de mí misma, soy Yo, la misma de ayer y sin embargo una nueva persona que tiene una vida entera por delante esperándome.

El pasado me ha hecho la persona que soy hoy, el futuro... depende mí

16 junio 2008

La empatía y yo


No entiendo muy bien por qué, cuando en el reparto de... ¿virtudes?, a mi me toco una dosis extra de capacidad empática (supongo que para compensar las carencias en otros campos). El caso, es que debido a ello, puedo sentir de una forma cercana las alegrías y las tristezas de los demás, independientemente de cómo me caigan, de si me han hecho algun mal en la vida, o de si tengo algun tipo de confianza. El caso es que, si siento a mi alrededor que alguien sufre, me duele en el alma ver su sufrimiento y me entran unas ganas enormes de acudir a su lado y decir "tranquilo/a no estás solo/a", aunque dicha persona no lo merezca ni remotamente.




Supongo que por un lado, realmente es una virtud, pues muestra mi lado más humano, mi parte sensible; pero por otro es un defecto, porque por mucho daño que me haya hecho alguien, si le veo pasarlo mal peco de inocente yendo en su ayuda, aunque me vuelva a llevar una herida nueva...

15 junio 2008

Melodía



Y en mis oidos restallan las notas de la triste melodía que mi alma entona una y mil veces, mientras espero el traspié de un acorde desconocido, que me lleve a escuchar nuevas notas...

08 junio 2008

Noche

Y cuando cae la noche...

... me envuelve con sus negros brazos


Cargados de oscuros recuerdos...

... que me hielan el alma


06 junio 2008

A veces pienso...



A veces pienso que en este cuento de hadas de la vida me ha tocado ser el bufón de la corte, siempre cerca de palacio, incluso pudiendo habitar en él, pero jamás vista de otra forma que no sea por los llamativos colores que me envuelven y protegen mi interior de los demás, al mismo tiempo que me alejan de todo.



A veces pienso, que mi puesto es importante, pues hago reír, siempre estoy ahí, en la sombra, pero cerca, por si me necesitan.



A veces pienso, que mi traje de bufón es mi verdadero yo, y me río sin cesar de las desgracias de la vida, hasta llorar y desencajarme de la risa, todo en un mismo gesto.



A veces pienso, que soy presa en mi papel, oculta tras la máscara de la sonrisa hueca, atrapada en esa eterna mueca rígida, que de tan abierta resulta estúpida.



A veces pienso, que a pesar de mis lindos colores, nadie me ve, pues sólo se quedan en el traje que me pusieron, nadie va más allá del arcoiris de mis calzas, sólo soy una sombra de una realidad paralela que no soy yo.



A veces pienso, que quizá, un día, me alcance un rayo de luz que ilumine mi verdadero alma, y una rana me bese para coronarme princesa de este cruel cuento de hadas...

27 mayo 2008

Algo que escribí hace tiempo

Si alguna vez alguien os ha contado cómo se establecen las relaciones comerciales, sabréis que existen varios pasos a seguir, si no, os haré un resumen: primero hay que crear un vínculo con el cliente, hacerle confiar en nosotros; una vez conseguido esto hay que hacerle ver lo beneficioso del negocio para él y que piense que la idea original fue suya (eso ya, cuando uno tiene un nivel de experiencia considerable) y por último cerrar el negocio sin más contemplación (asi a saco), no sea que se lo piense y se arrepienta antes de tiempo.
Bien, pues si trasladamos esto al terreno sentimental, veremos que las similitudes son asombrosas. Porque, ¿qué es una relación de pareja si no un acuerdo, ya sea tácito o ante “notario” (humano o divino), entre dos personas?
Me explico:

Paso 1: EMPATIZAR
Tú conoces a alguien que te atrae, por lo que quieres entablar algun tipo de relación (dejo a un lado el nivel de compromiso de la misma, porque no es el tema a tratar), así que te interesas por sus aficiones, sus gustos, su estado civil, sus ocupaciones diarias… y mientras el susodicho te relata su vida con pelos y señales (a quién no le gusta hablar de si mismo), tú mentalmente repasas la tuya para buscar paralelismos y asi crear vínculos, complicidad (lo que ahora llaman feeling y antes llamábamos química) de forma que vas estrechando lazos para ganarte su confianza… y ¡zas! Objetivo conseguido, es como si os conocieseis de toda la vida, lo tienes encandilado.
Ya lo tienes en tu terreno y puedes pasar al siguiente punto de la transacción.

Paso 2: LOS BENEFICIOS
Ahora que ya has captado toda su atención, que está relajado, que confía en tu buena fe (jeje credulillo…), pasas al momento de hacer preguntas con trampa (Ej.: “¿Y qué buscas en una chica?” o “¿Qué crees que falló en tu relación anterior?” obvio que tú entras en el marco de lo que describe y no te pareces en nada a su ex, eres exactamente lo que le conviene en este momento). De este modo comenzará a verte con otros ojos porque eres una persona estupenda... encajáis… os reís juntos… se está dando cuenta de que delante suyo tiene ¡¡justo lo que buscaba!! (todo esto “sin ayuda” jiji) Y se decide a conquistarte (aunque a él ya le has cazado sin que se entere). Bueno, pues llegados a este punto ya sólo queda dar el último toque al asunto.

Paso 3: CIERRE
Aquí existen dos caminos a seguir, dependiendo de cómo sea cada uno, puedes tomar la iniciativa y cerrar el trato… o dejar que sea el quien de el paso de cerrar y se sienta como un auténtico triunfador (hay que cuidar el ego del comprador), pero al fin y al cabo, las dos opciones llevan al mismo punto: “la firma del contrato” (jiji ¡toma eufemismo!)


Como veis es todo cuestión de técnica, paciencia (eso que no falte), tranquilidad (los nervios no ayudan mucho), confianza en uno mismo (porque yo lo valgo) y como dicen en las ofertas de empleo “se requiere buena presencia”, porque claro no es lo mismo cerrar un trato en chándal que con tus mejores galas y no nos engañemos, a los compradores todo nos entra por los ojos, luego ya la cuestión calidad es otro tema a tratar, pero no viene al caso hoy.

24 mayo 2008

De vuelta a mi interior



No se cómo, ni de qué manera, pero me he dado cuenta de que he vuelto a mí misma, vuelvo a ser la de siempre, tras la máscara otra vez. Esa máscara dura e incurruptible que simplemente dibuja una mueca de póquer en mí, que no deja salir ni entrar nada, es impermeable. Así que aquí estoy de nuevo, como dice la canción "yo, la misma de ayer... la que no espera nada".

Sólo me quedan los ojos, para los que saben leer en mi interior y aún así, he llegado a tener la capacidad de volverlos opacos para que no me vean. He vuelto a mi interior, a casa, a lo seguro....
...aunque duela.

13 mayo 2008

Mis pensamientos hechos canción





Nunca pensé que la historia que guardo en lo más profundo de mi, la que desde hace cuatro años me quita el sueño, esa que escondo donde sólo Él ha podido llegar, fuera algún día a ser canción.




A veces las coincidencias dan tanto miedo...







Me he dado cuenta que ha ido surgiendo poquito a poco,
entre los dos, una corriente que nos desborda; no contenemos ni tú ni yo.
Ya todos notan cuando nos vemos que yo te presto más atención.

Es el momento, o fuera, o dentro; no hay otra forma, seguir, o adiós.
Jamás pensamos que haríamos daño, no somos libres, es un error...
Mas quién le pone puertas al campo, y quién le dice que no al amor.

Si tú te atreves, por mi vida, que te sigo.
Si tú me olvidas, te prometo que te olvido.
Después de todo... sólo queda un sueño roto,
y evitamos mil heridas que jamás podrían cerrar

Si tú te atreves, yo renuncio al paraíso.
A amar contigo, a soñarte, a que me sueñes...
Y al fin y al cabo más que a nadie los amamos.
Son pasiones ya tan fuertes, que lo nuestro hay que olvidarlo.
Si tú te atreves...

Es el momento, o fuera, o dentro; no hay otra forma, seguir, o adiós.
Jamás pensamos que haríamos daño, no somos libres, es un error...
Mas quién le pone puertas al campo, y quién le dice que no al amor.

Si tú te atreves, por mi vida, que te sigo.
Si tú me olvidas, te prometo que te olvido
Después de todo... sólo queda un sueño roto,
y evitamos mil heridas que jamás podrían cerrar.

Si tú te atreves, yo renuncio al paraíso.
A amar contigo, a soñarte, a que me sueñes...
Y al fin y al cabo más que a nadie los amamos.
Son pasiones ya tan fuertes, que lo nuestro hay que olvidarlo
Si tú te atreves...






(Si tú te atreves - Luis Miguel)



Si nos atreviésemos....





01 mayo 2008

Yo también memeo

8 cosas que me gustaría hacer antes de morir, ¿sólo?, ¡pues vaya roña!, que yo me pongo y resulta que en realidad no he hecho nada y me queda todo por hacer, no por vaga, si no por falta de ocasión, que conste.
Visitar Nueva York, siempre he querido conocerla, no por la idea de que sea cosmopolita, ni por los rascacielos, ni por su "zona cero"... no, yo quiero ir por comprobar que es real, que existe esa diferencia de clases tan brutal, que lo de las películas es más real que la ficción, y toda maravilla esconde su imperfección.
Vivir el paseo que me describiste al atardecer por una playa una tarde de invierno, de tu mano.
Poder encontrar un árbol, en algún lugar cálido, bajo el que sentarme a leer un buen libro y sentirme en paz.
Ir a otro concierto de Bryan Adams y volver a emocionarme hasta la lágrima al oírle cantar en directo y ver que su voz es auténtica, que suena tan bien o mejor que en un cd y que disfruta de su trabajo.
Mirar a mi alrededor y seguir viendo las mismas manos tendidas, y el mismo calor en ellas.
Recuperar la amistad de alguien que se perdió en el tiempo y ver juntos "pasapalabra" en el sofá tirados, una vez más.
Cerrar los ojos y aspirar el aroma de una rosa roja a la que corresponder con un libro que guardo en mi cajón, por si algún día se hace realidad y te vuelvo a tener tan cerca.
Volver a tenerte entre mis brazos, volver a sentir tu abrazo, tus suaves besos, tus susurros al oído, volver a cantar juntos a David DeMaría, reírnos y disfrutar del leve roce de tu mano en mi mejilla para retirarme el pelo, llorar, pero esta vez de alegría. Que me vuelvas a preguntar si me haces daño cuando me abrazas fuerte y no me vuelvas a soltar. Te quiero a mi lado, caminando conmigo, de la mano, hasta el final.
Y como no quiero comprometer a nadie ... no mando deberes y añado hasta la 10ª
Morir en paz, con la conciencia tranquila, con el corazón repleto y sabiendo que he dado hasta la última gota de mi existencia para bien.
10ª Reunirme con mi abuela, allá donde esté ese "otro mundo", y no volver a separarme de ella jamás, mientras las dos cuidamos de Gato, que también estará allí con ella, esperándome.

30 abril 2008

Los moretones habían empezado a palidecer lo suficiente como para poder ocultarlos bajo una buena capa de polvos compactos, Anna observó su rostro en el espejo. Era un rostro estropeado, ajado. Sin el maquillaje distinguía perfectamente las líneas azuladas bajo la piel, uno de los ojos estaba aun algo enrojecido. Su cabello había perdido el brillo, parecía sin vida. Invertía todas sus fuerzas en intentar mantenerse en pie. ¿Cómo había llegado a aquella situación?

Se peinó hacia atrás, con el cabello bien tirante en una cola de caballo, antes de vestirse con esfuerzo, intentando no moverse demasiado para evitar el dolor en las costillas. Él solía poner mucho cuidado en golpearla sólo en las partes del cuerpo donde las señales quedasen ocultas por la ropa; pero eso era antes. Los últimos meses había dejado de ser tan cauto y la había agredido en la cara varias veces.

Pese a todo, lo peor no eran los golpes. Era tener que vivir siempre a la sombra de los azotes, vivir a la espera de la próxima vez, el próximo puñetazo. Su crueldad era terrible, pues él era consciente de su miedo y jugaba con él. Alzaba la mano para asestarle un golpe, pero luego la dejaba caer despacio convirtiendo el gesto en una caricia acompañada de una sonrisa. A veces le pegaba sin motivo aparente. Así, sin más. Aunque en realidad no necesitaba ningún motivo, el puño de Lucas salía disparado contra su estómago, su cabeza, su espalda, o cualquier otro lugar que se le antojase. Después, sin perder el hilo ni por un instante, seguía como si nada hubiera sucedido, mientras ella yacía en el suelo hipando para recuperar el resuello. Era el poder lo que le causaba satisfacción.

Aunque al principio no era así. Todo podía volver a ser como antes, sólo tenía que ser fuerte. Él le había dicho que, en realidad, no quería pegarle, que era por su bien, para que no hiciese lo que, de lo contrario, haría. Si pudiera esforzarse un poco más en ser mejor esposa. Ella no lo comprendía, le decía él.

Si lograse dar con aquello que lo hacía feliz, si fuese capaz de hacer las cosas bien, para que él no tuviese que sentirse tan decepcionado a todas horas….



La princesa de Hielo (Camilla Läckberg)

22 abril 2008

Dudas


Y si todo va bien....








...¿por qué yo tengo la sensación de que algo falla?

31 marzo 2008

Abrazos perdidos


Abrazar es rodear a otra persona con los brazos, pero también es ceder parte de tu espacio vital a la vez que invades el suyo, creando así una burbuja compartida durante unos segundos; tiempo más que suficiente para dejar parte de nosotros en la otra persona y llevarnos con nosotros también una pequeña parte de esa persona.

Tiempo de sobra para sentir la calidez, el cariño, la intensidad de lo que la otra persona siente hacia nosotros, pero también a la inversa, también nosotros desvelamos nuestros sentimientos en ese abrazo.

Todos, en un momento u otro, necesitamos un abrazo, a veces necesitamos ser abrazados y otras abrazar.

Sin embargo aunque un abrazo siga siendo, eso, rodear con los brazos, muchas personas tienen/tenemos miedo a ese círculo que se crea con los brazos, porque nos aterra lo que ese círculo lleva en su interior; tememos el vínculo, por momentáneo que sea, que crea un abrazo, pero sobre todo tememos que la intensidad no obtenga la reciprocidad deseada, que nos rechacen, que nos trasmitan frio, indiferencia, pasividad... por eso muchas veces perdemos un abrazo, que ya nunca volverá.




Pd: Hoy quise darte un abrazo, pero tuve miedo a que ya no fuera lo mismo... que tú no quisieras ese abrazo, que ya nunca será

26 febrero 2008

Adiós, amigo

Como dice la canción "algo se muere en el alma cuando un amigo se va", y tan cierto es, como que al irse, se ha llevado consigo parte de nuestra vida, porque ya no nos molestará su colchoneta al entrar en casa... porque ya no nos ladrará al oir los coches llegar, porque ya no nos mirará con sus ojitos negros y su cara de buenazo.... porque ya no está....


Gracias, Tarco, por estos 12 años de vida que nos has hecho disfrutar a tu lado, gracias por enseñarnos lo que es el amor incondicional, gracias por dejarnos compartir tus dias y tus noches, porque no fuimos nosotros quienes te regalamos una vida, fuiste tú quien nos entregó la suya haciendonos el regalo más grande que un ser vivo puede dar a otro.
Gracias, amigo, nunca te olvidaremos

14 febrero 2008

Feliz San Valentín

Un bar medio vacío, dos personas, en una mesa charlan animadamente, ríen, se cuentan cosas, hablan y hablan sin parar, se vuelven a reir, hacen gestos de complicidad, a veces más serios, otras más divertidos.

Un par de cervezas, la música del lugar es buena, a ratos interrumpen su conversación para hacer comentarios sobre el tema que suena o incluso cantar algún trozo de Sabina, de Maná... y vuelven a enfrascarse en su conversación, probablemente intrascendente (o quizá sumamente trascendental para sus vidas), pero por la intensidad de las miradas (nunca dejaban de mirarse fijamente a los ojos) y por los ademanes tristes de ella o de impotencia de él, parece más bien una diatriba de enamorados. O quizá sólo sean un par de amigos que hace tiempo que no se ven y se cuentan sus novedades, buenas y malas...

Quizá así fuera, quizá no, podían ser pareja, encajaban a la perfección, pero también podían ser hermanos dada la compenetración de gestos, aunque se notaba cierta tristeza en ambos. Podían ser cualquier cosa, amigos, hermanos, pareja... al fin y al cabo sólo dos personas en un bar charlando, y sin embargo a pesar de que el bar se fue llenando poco a poco, para ellos parecía no existir más que el rincón en el que estaban sentados uno frente al otro.

Salieron del bar, les seguí con la mirada hasta que se metieron en un coche en la acera de enfrente, echando carreras y dándose empujones como niños, jamás sabré cuál es la verdadera historia de esas dos personas, ni la relación que les une, pero eran felices, como si estuvieran en una realidad paralela, pues la noche era gélida y diluviaba, pero ellos aun así reían parecían vivir su propio cuento....









A ti, por ese cuento,
por nuestro cuento,
por que lo vivamos al fin

30 enero 2008

Cumpleaños ¿feliz?


A un minuto de que acabe el dia de mi cumpleaños, me autofelicito:
Felicidades Ara. un año más, y seguimos en las mismas, olé!!!

20 enero 2008

Con permiso de Sabina

Este adiós, no maquilla un "hasta luego",
Este nunca, no esconde un "ojalá",
Estas cenizas, no juegan con fuego,
Este ciego, no mira para atrás.

Este notario firma lo que escribo,
Esta letra no la protestaré,

Ahórrate el acuse de recibo
Estas vísperas, son las de después

A este ruido, tan huérfano de padre
No voy a permitirle que taladre
Un corazón, podrido de latir

Este pez ya no muere por tu boca
Este loco se va con otra loca
Estos ojos no lloran más por ti.

[...]

Por las arrugas de mi voz
Se filtra la desolación
De saber que estos son
Los últimos versos que te escribo.


Para decir “con Dios” a TODOS
Nos sobran los motivos.

01 enero 2008

Empieza otro año



Mi deseo para este nuevo año que hoy comienza es que cada uno recoja todo el bien que sembró en el pasado, que brillen vuestras estrellas para iluminar a los ángeles caídos como yo y que el calor del cariño de aquellos que verdaderamente os quieren, abriguen vuestras almas y envuelvan vuestros corazones para protegerlos de los hielos del dolor y la tristeza.



Pd. Todo esto se lo deseo elevado a la enésima potencia a la persona que me acompaña en mis llantos, en mis risas y que me presta sus fuerzas cuando las mías fallan. Gracias, J. mil gracias por ser mi línea de la esperanza.